RSSSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter

Elecciones latinoamericanas con la crisis económica de fondo


La crisis económica comienza a ser un factor que marca las tendencias en las elecciones de América Latina. La identificación de una suerte de fórmula "crisis = gobierno" parece un factor determinante el rumbo de los comicios.

Diez países de América Latina tienen algún tipo de elección este año. En las cinco elecciones que se realizaron en la primera mitad del año los partidos y candidatos oficialistas mantuvieron una buena performance en general, salvo en El Salvador donde el partido oficialista ARENA, agobiado por los problemas de una economía altamente dependiente de los EE.UU., fue derrotado por primera vez en 20 años y dará paso a un gobierno de centro izquierda encabezado por Mauricio Funes del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Al revisar la tendencia, se nota entonces que la crisis económica se empieza a convertir en un factor determinante al momento de la elección. Los países en donde el oficialismo resultó vencedor en la primera mitad del año, fueron aquellos que habían acumulado importantes reservas derivadas de los altos precios que el año pasado tuvieron los hidrocarburos. Venezuela, Ecuador y Bolivia (lo países del llamado "socialismo del siglo veintiuno"), que además tienen como factor común un control más severo de las instituciones desde el Ejecutivo, fueron las naciones en las que ganó el partido o lo candidatos gobernantes.

Ya más cerca de la segunda mitad del año, el factor "crisis" comienza a marcar las tendencias. En Panamá el empresario Ricardo Martinelli, del partido Cambio Democrático (centro derecha), cambiará la línea de centro-izquierda que le había impreso al gobierno el presidente Martín Torrijos tras su triunfo en la elecciones del pasado 3 de mayo. Asimismo, en la Argentina las encuestas empiezan a mostrar que tras las elecciones legislativas del 28 de junio, el gobernante Frente Para la Victoria de Néstor y Cristina Kirchner, se podría quedar sin el control en ambas cámaras del Parlamento.

Lo que parece ser la identificación de una suerte de fórmula "crisis = gobierno" entre los votantes latinoamericanos, se nota más en las intenciones de voto que están mostrando las encuestas de cara a las venideras elecciones en México y Chile. En país del norte, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) vuelve a encabezar las encuestas para una elección tras perder el poder en 2000, en este caso para la escogencia de los legisladores nacionales. El partido que gobernó a México durante 71 años seguidos podría controlar el Parlamento y terminar así con el dominio que mantuvo el Partido Acción Nacional (PAN) durantes los gobiernos de Vicente Fox y el actual de Felipe Calderón.

Por su parte, en Chile las proyecciones de las consultoras políticas muestran que por primera vez, tras la caída de Pinochet y 20 años de gobiernos consecutivos de la Concertación, un candidato de la derecha encabeza las encuestas. El empresario Sebastián Piñera aventaja al expresidente y ahora candidato, Eduardo Feri, en la intención de voto de los chilenos.

En definitiva, las nuevas vías y tendencias que surgirán los países latinoamericanos, una vez terminado el calendario electoral de 2009, estarán orientadas por la capacidad que tengan los gobiernos para sortear la actual crisis económica.





Otras noticias