RSSSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter

El sector aéreo afirma que Europa está mejor preparada ante la nube volcánica



Bruselas | Efe - Representantes de las aerolíneas y los aeropuertos europeos han afirmado que la Unión Europea (UE) se encuentra "mejor preparada" ante las dificultadas ocasionadas por la nueva nube de cenizas volcánicas, y han destacado la necesidad de una "gestión común" de la crisis aérea.

En un comunicado conjunto, la Asociación Europea de Aerolíneas (AEA) y la Asociación Internacional de Aeropuertos (ACI), han hecho hincapié en los avances logrados desde el fenómeno similar provocado el año pasado por el Eyjafjalla, otro volcán islandés, tras reunirse este miércoles con expertos del Ejecutivo comunitario.

La nueva nube de cenizas, emanada del volcán Grimsvotn, "se está tratando de forma muy diferente" en base a las "lecciones aprendidas" en la crisis aérea de abril de 2010, según dijo el director general de ACI en Europa, Olivier Jankovec.

En concreto, se han desarrollado procedimientos alternativos para los vuelos manteniendo "el máximo nivel de seguridad" y "minimizando las cancelaciones", iniciativas que ahora "deben ser aplicadas con rapidez y consistencia" en todos los países.

En las horas posteriores a nueva erupción , la Comisión Europea y Eurocontrol (Agencia Europea para la Seguridad en la Navegación Aérea (Eurocontrol) activaron la célula de coordinación prevista para gestionar situaciones de crisis, con representantes de todos los actores implicados, explicaron ambas asociaciones.

Por su parte, el secretario general de AEA, Ulrich Schulte-Strathaus, destacó la respuesta "más unida, fuerte y clara" que han dado las autoridades aéreas.

También hizo hincapié en la necesidad de mantener "el enfoque común europeo", ante la posibilidad de que la situación "cambie con rapidez".

La "fragmentación" de los estados miembros "sólo causará confusión entre los pasajeros e interrupciones innecesarias de los vuelos", añadió Schulte-Strathaus.

El responsable de la ACI criticó la gestión de la crisis aérea de 2010, que provocó la cancelación de casi 8.000 vuelos en el primer día, frente a los sólo 500 vuelos anulados hasta la fecha por la erupción del Grimsvotn.

La ACI y la AEA anunciaron que continuarán con su seguimiento de la situación en estrecha colaboración con las autoridades europeas y los actores del sector aéreo.


¡Síganos en las redes sociales!