RSSSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter

"China el pulpo asiático, sus tentáculos toman el mundo"

  • BRIC crecería 6.3% en 2012 y 6.6 en 2013


En el 2011 las estrategias comerciales, económicas, financieras y políticas de China se extendieron por todo el mundo, convirtiéndose en un eje fundamental para la dinámica de dichos sectores. Catalogado como un periodo de consolidación de esa economía a escala global, tal desempeño centra el foco de atención sobre lo que hará y/o será China en los próximos años.

Una “fuertísima” inversión, especialmente extranjera, y un alto consumo privado fundamentan el crecimiento de, en promedio, 9.2% a noviembre, más rápido que el resto de los países en desarrollo de la región. La industria aportó un 12% de expansión del PIB, seguido por la el sector servicios con un 9.5 puntos y la agricultura con 4.3 p.p.

Contribuyó también, la recuperación, luego de la crisis financiera, de socios comerciales como Hong Kong, Corea del Sur, Japón, y Taiwan. Así, China robusteció el mercado regional con productos diferenciados, llegando a cerca de 1.600 millones de personas (1300 millones locales, y 570 millones en el Sudeste de Asia mediante el proyecto “ASEAN-CHINA Free Trade Agreement”).

Sus redes

La nación compró, en lapso actual, grandes empresas alrededor del globo, lo que le permitió jugar un rol importante en las Redes de Producción Global. Asimismo, de acuerdo con el investigador Vinicio Sandi, pasó de ser un país comprador a un territorio inventor, productor y vendedor.

Adicionalmente, conforma destacadas sociedades comerciales como las BRIC y APEC, donde se mantiene firme en el tema de la no flotación libre del Yuan a pesar de la presión. Además, añade Sandi, su entrada en el Acuerdo Trans-Pacifico, propuesto por Estados Unidos, es casi un hecho a pesar de las diferencias en el plano político. Ese tema será fundamental en 2012.

Los chinos generaron múltiples proyectos en materia de energía, búsqueda de recursos naturales, exploraciones petroleras y desarrollo de infraestructura física en diversas regiones de Asia, África y América Latina. En Asia central, después de Rusia, China se coloca como el segundo país más importante en inversión en el campo de la energía.

Con el financiamiento de tales proyectos, el gigante asiático logró consolidar una substancial lista de socios políticos en todos los campos que validan su trabajo. Sumado a lo anterior, el Gobierno de Hu Jintao, debate el ser actor de rescate como acrededor de mayor deuda en Europa.

Flanco débil

A cerca de un posible recalentamiento, el economista Leiner Vargas, descarta esa posibilidad, ya que, según argumenta, la representación asiática tiene mucho potencial de mercado interno y de inversión exterior. De misma forma desvalora una amenaza efectiva para la banca nacional. (escuchar audio)

En tanto, para Vinicio Sandi, el “boom inmobiliario” es sinónimo de progreso y se da en toda la región debido a las mejores condiciones de vida. La vulnerabilidad, subraya, se centra en el apremio que existe por una flotación libre del yuan, sosteniendo que esa tendría un grandísimo impacto en el plano comercial, financiero y económico; con enormes pérdidas y una cadena de graves problemas.

Sin embargo, el estudioso de Asia agrega que, esa amenaza eventualmente podría no serlo, razonando que los “movimientos” financieros, especialmente con la compra de bonos de deuda y financiamiento de proyectos a escala global, diversifican los riegos. Con ello, pronuncia, detrás de esas estrategias existe un objetivo fuertemente relacionado a evitar una caída de la economía debido al riesgo cambiario que China podría enfrentar a futuro.

Desarrollo sugiere democratización

Por otra parte, el experto en el continente oriental, Carlos Murillo, asegura que la fragilidad del dragón asiático es su régimen político y, en consecuencia la presión interna de la ciudadanía por una transformación de ese. Estimaciones del analista revelan que el país alberga 800 millones de pobres en condiciones del siglo XIX. (escuchar audio)

Un aumento de las protestas locales afecta el consumo interno y la inversión que llega al país (ambos factores fundamentales en el crecimiento) por su mano de obra barata y estabilidad política. Se espera una desaceleración de la inversión de 22 puntos en el 2011 al 20% en el 2012.

Los especialistas coinciden en que en el reto económico está favorecer el clima de negocios y expandir la demanda doméstica. No obstante, Murillo enfatiza que una moneda sobrevaluada es una apuesta al comercio internacional, “incapaz de absorber la oferta”. Mientras, encarece los precios dentro de las fronteras, eleva la inflación (4,2% para noviembre de 2011) y deprime el consumo.

Retos en el horizonte

En el 2012, se espera que China tenga mayor presencia en el escenario mundial debido a la crisis de las economías avanzadas. Pero, se enfrentan desafíos como que el régimen comunista reconozca la magnitud de la pobreza y la necesidad de asistencia y, generar iniciativas rumbo a una liberalización del sistema político.

Otro aspecto a concretar es la asistencia o no al Viejo Continente, ya que pese a que los bonos de deuda son una manera de “amarrar” negocios futuros y Europa es un significativo consumidor de productos chinos, algunos críticos consideran que es una “apuesta riesgosa”.

Datos del Banco de Desarrollo Asiático, proyectan que China crezca 9.6% en 2012 y que la inflación ronde el 4.2% (sin embargo esta está altamente relacionada con los precios externos del petróleo, otros bienes y los ajustes en la política monetaria doméstica). Según el Banco Mundial el crecimiento de China para este año será de 9.1 puntos, y de 8.4 p.p. para periodo posterior.

Archivos Adjuntos


Nombre del ArchivoTamaño
20111219_Leiner_Vargas.mp31 MB
20111219_Carlos_Murillo.mp31 MB

¡Síganos en las redes sociales!