RSSSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter

El FMI prevé leve alza del crecimiento mundial gracias a EEUU y emergentes



Washington | Efe - La economía mundial se ha fortalecido gradualmente desde enero, empujada por las señales positivas de EEUU y el "suave aterrizaje" de China, y crecerá al 3,5% en 2012 y 4,1% en 2013, según las "Perspectivas Económicas Globales" publicadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Cada uno de datos supone una mejora de dos décimas, frente a los anticipados por el FMI en enero (3,3% y 3,9%), e incluyen una leve revisión al alza para la eurozona, pese a que el Fondo mantiene que cerrará 2012 en recesión.

El Fondo recortó la contracción de la economía de la eurozona de 0,5% a 0,3% para 2012, y subrayó la vuelta al terreno positivo en 2013, que cifró en 0,9% frente al anterior 0,8%, pese a remarcar el contexto de "debilidad" del viejo continente.

Las causas de esta revisión global se encuentran, según el FMI, en los recientes datos económicos de EEUU, la resistencia mostrada por las economías emergentes ante la reducción de la demanda de las avanzadas y las mejores respuestas políticas dadas por las autoridades europeas a la crisis de la deuda.

En este sentido, el organismo internacional remarcó que las economías emergentes siguen a buen rendimiento, pese al freno de las economías avanzadas, y se espera que crezcan al 5,7% en 2012 y al 6% en 2013, dos décimas y una décima más de lo pronosticado en enero.

El gigante asiático, China, sigue liderando este "suave aterrizaje", con cifras para los próximos dos años superiores al 8% (8,2% y 8,8%), seguido por India, que crecerá en torno al 7% (6,9% y 7,3%) en el mismo periodo.

En el otro hemisferio, Latinoamérica también continúa con su sólido ritmo de crecimiento, a una tasa estimada del 3,7% en 2012 y 4,1% en 2013 (frente a 3,5% y 4% previstos en enero), gracias al mantenimiento de los precios de las materias primas, las acertadas políticas macroeconómicas y el regreso de los flujos de capital.

Las principales economías de la región, Brasil y México, ven también incrementadas sus perspectivas de crecimiento para los próximos dos años, con un 3% y un 4,1% por lo que respecta a Brasil, y 3,6% y 3,7% por lo que respecta a México, y continúan como motores de la región.

No obstante, y pese a dibujar un panorama ligeramente más optimista que en enero, el Fondo advierte de que la economía mundial aún muestra evidentes signos de "fragilidad", e insta a las economías avanzadas a mantener la senda de reformas.

Precisamente, subraya el FMI, son las economías avanzadas las que encaran los principales riesgos a la baja.

Por un lado, el ritmo de ajuste en la consolidación fiscal en algunos países puede frenar el crecimiento global, y debería equilibrarse en el medio plazo, especialmente en el caso de EE.UU. y Japón, para no acabar afectando a la demanda mundial.

Por otro, el alto endeudamiento del sector financiero, principalmente en Europa, ha provocado una disminución del crédito disponible con considerables efectos sobre las débiles economías de la eurozona por lo que es necesario estimular su flujo a niveles normales.

En lo que respecta a Oriente Medio y el Norte de África, la situación económica permanece contenida debido a la agitación civil y la incertidumbre política, con un crecimiento estimado del 4,2% en 2012 (3,6% en enero) y del 3,7% (4,4% en enero) en 2013.

Además, el FMI advierte sobre posibles efectos de una nueva caída de la demanda energética con efectos sobre los países productores en la región, quienes han incrementado recientemente el gasto público hacia las clases más desfavorecidas.

Por último, el África subsahariana crecerá un 5,4% (5,5% en enero) en 2012 y un 5,3% (igual en enero) en 2013 gracias a los altos precios del petróleo, los minerales y otras materias primas, con Nigeria, Angola y Kenia a la cabeza.


¡Síganos en las redes sociales!