RSSSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter

Rechazan apelaciones de acreedores contra reestructura de Vitro



México | Efe - Un tribunal mexicano rechazó las apelaciones de un grupo de acreedores del consorcio Vitro en contra del plan de reestructura de su deuda aprobado por un juez en marzo pasado, y los sentenció a pagar los gastos de este proceso judicial, informó la empresa.

Vitro, uno de los mayores fabricantes de vidrio del mundo, recibió en marzo pasado la aprobación judicial definitiva de su plan de reestructura financiera y operativa para los siguientes cuatro años, con lo que se dio fin al denominado "concurso mercantil".

Como parte de este plan, la empresa logró un acuerdo con sus acreedores para el pago de deuda por 1.043 millones de dólares, y para capitalizar a la empresa.

"El Tribunal de Apelación confirmó la decisión de un Juzgado de Distrito respecto al rechazo de las 18 demandas de concurso mercantil involuntario presentadas en contra de Vitro en diciembre de 2010, por un grupo de fondos disidentes", explicó la compañía en un comunicado.

Vitro añadió que con este fallo ahora "tienen derecho a cobrar a dichos fondos, los gastos y costas legales respectivos".

El director general de Vitro, Claudio del Valle, expresó su satisfacción por estas sentencias favorables.

"Estamos contentos de que con estas sentencias, la naturaleza frívola y destructiva de las tácticas empleadas por los así llamados "fondos buitre" tendrá consecuencias adversas para ellos", indicó el ejecutivo.

Señaló que los fondos deberán pagar a Vitro los gastos "cuyos montos serán determinados por las leyes mexicanas aplicables".

Respecto al proceso similar de reestructura que se desarrolla en Estados Unidos, Del Valle indicó que están en espera de que se resuelva el próximo mes en el Tribunal de Quiebras en Dallas, Texas.

Vitro solicitó en 2011 un proceso de renegociación legal con sus acreedores, proceso conocido en México, como concurso mercantil para evitar su quiebra debido a su incapacidad financiera y operativa.

Según datos oficiales del consorcio, la deuda total asciende a 1.143 millones de dólares, de los cuales 814 millones son de un bono con plazo a 2019, 96 millones de un bono convertible, 63 millones de un préstamo de Calyon (por negociar), 170 millones de sus subsidiaras Vidrio Plano y Envases.


¡Síganos en las redes sociales!