RSSSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter

Peor atentado de últimos años en Bogotá ensombrece apertura TLC Colombia - EEUU



Cartagena (Colombia) | Efe - La celebración en Colombia de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos se vio ensombrecida este martes por el peor atentado perpetrado en Bogotá en los últimos años, pese a los buenos augurios que predicó el Gobierno respecto al acuerdo.

Todo estaba listo para una gran fiesta en Cartagena de Indias, el mayor puerto del Caribe colombiano y desde donde este martes zarpó el primer buque con mercancía, en concreto textiles, hacia Estados Unidos en virtud del TLC, ya sin aranceles.

A esa celebración iba a asistir el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, pero suspendió su viaje tras el atentado con bomba contra el exministro de Interior y Justicia Fernando Londoño, quien resultó herido, mientras que su chófer y su escolta murieron.

En total fueron 41 heridos, incluido Londoño, y dos muertos, confirmó la Policía Nacional a media tarde del martes.

Ante la ausencia de Santos en el estreno del TLC fue el presidente de la Asociación de Empresarios de Colombia (ANDI), Luis Carlos Villegas, quien abrió el acto en Cartagena.

Villegas expresó allí su solidaridad con las familias de las víctimas y con los heridos, al indicar: "la solidaridad contra el terror es algo que Colombia nunca debe dejar de ejercer porque nunca, otra vez, podemos dejar que el terror venga a perturbar el crecimiento, la tranquilidad y la prosperidad", apuntó.

A continuación destacó las que consideró las bondades de un acuerdo comercial que entró este martes en funcionamiento seis años después de que en 2006 lo firmaran los entonces presidentes Álvaro Uribe, por Colombia, y George W. Bush, por la Casa Blanca.

Esa demora tuvo que ver con las trabas que el tratado se encontró en el Congreso de EE.UU. por parte del ala demócrata que cuestionó de forma reiterada los avances del Gobierno colombiano en materia de protección a los derechos humanos y los derechos sindicales.

En medio de las alabanzas, encaminadas al incremento de exportaciones y empleo que se avecinarán con el acuerdo, Villegas reconoció también una preocupación.

"Tenemos los instrumentos para exportar, para recibir inversión, para importar tecnología y bienes de capital; es necesario que nuestra tasa de cambio vuelva a niveles de competitividad", advirtió al aludir a la devaluación del dólar frente al peso colombiano.

Desde Bogotá, en una entrevista con Caracol Radio, el presidente Santos volvió a decir que el TLC permitirá la creación de 100.000 puestos de trabajo anuales en Colombia, al considerar que ésta será la mayor ganancia para su país.

"Tener el mercado más importante del mundo es una oportunidad que tenemos que aprovechar", insistió Santos, al recordar que "Perú ha tenido una experiencia muy positiva, se han creado más de 1.900 empresas exportadoras" a raíz del TLC con EE.UU., en vigor desde 2009.

Perú y Colombia comenzaron a negociar el TLC con Washington al mismo tiempo, pero el segundo país tardó cuatro años más en verlo hecho realidad.

Pero los buenos augurios se toparon con varios imprevistos: el atentado de Bogotá que siguió a la desactivación de un coche bomba, también en la capital y que iba a ser explosionado frente a las dependencias de la Policía Metropolitana.

En ambos casos, las autoridades atribuyeron esos actos terroristas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

EL TLC con Estados Unidos también entró en vigor en medio de protestas estudiantiles, las más fuertes en la Universidad Nacional de Colombia, en Bogotá; y, en prevención, el Gobierno obligó a la suspensión de las clases en los centros universitarios tanto públicos como privados.

Además, la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) tampoco recibió con alegría al TLC, ya que bajó un 0,71% en su índice general (IGBC).

En definitiva, fue una jornada dominada por el caos a causa de esos sucesos que le quitaron todo el peso mediático al TLC, un asunto al que el Gobierno le había puesto todas las energías y para lo que había preparado una gran fiesta en Cartagena de Indias.

Pese a todo, zarpó desde el puerto caribeño un buque cargado de textiles rumbo a EE.UU..


¡Síganos en las redes sociales!