RSSSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter

Brasil registra déficit récord de cuenta corriente



Río de Janeiro | Efe - Brasil registró en 2012 un déficit récord de USD$54.246 millones en su cuenta corriente, atribuido entre otras razones a la caída de la demanda por productos brasileños fuera del país y al gasto récord de los turistas nacionales en el exterior.

La diferencia negativa entre los recursos que Brasil envía al exterior y los que recibe de otros países alcanzó el año pasado su mayor valor desde que el organismo emisor comenzó a medir el indicador, en 1947.

Mientras que el déficit de 2011 fue equivalente al 2,12% del Producto Interior Bruto (PIB), ese porcentaje saltó al 2,40% en 2012.

Pese al resultado negativo en las cuentas externas, Brasil consiguió financiar el déficit en sus transacciones corrientes gracias a que la inversión extranjera directa en el 2012 sumó USD$65.300 millones, el segundo mayor valor en la historia.

En el déficit récord del año pasado contribuyeron la caída de la demanda por productos brasileños en el exterior como consecuencia de la crisis económica mundial y los crecientes gastos de los turistas fuera del país.

Con una menor demanda del exterior por la crisis, el superávit en la balanza comercial brasileña fue el año pasado de USD$19.438 millones, el peor en la última década.

Los gastos de los turistas brasileños en el exterior alcanzaron en el 2012 el récord de USD$22.200 millones pese a la crisis económica y a la subida del dólar frente al real, que encarece las compras fuera del país.

"La masa salarial real de los brasileños creció cerca del 6% tanto por el aumento de los salarios como del empleo. Eso motiva gastos con viajes, principalmente hacia países con coyuntura económica debilitada por la crisis", admitió el jefe del Departamento Económico del Banco Central, Tulio Maciel.

El déficit brasileño en cuenta corriente no fue mayor gracias a la inesperada caída en las remesas al exterior de ganancias y dividendos de empresas trasnacionales que actúan en Brasil.

Las remesas venían creciendo debido a la crisis en los países desarrollados, en donde está la matriz de la mayoría de las trasnacionales, pero el año pasado cayeron a 24.110 millones de dólares, frente a los 38.160 millones de dólares de 2011.


¡Síganos en las redes sociales!