RSSSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter

Liderazgo en tiempos difíciles



Los altos niveles de incertidumbre y los cambios acelerados y permanentes que se experimentan hoy día, presentan una serie de retos y desafíos en este campo y por ello exigen transformaciones de índole estructural y estrategias de trabajo orientadas a la participación, el intercambio y el desarrollo de alianzas estratégicas en la búsqueda de soluciones para afrontar la competitividad global actual así como los cambios tecnológicos en pro de una contribución sustantiva al desarrollo de la sociedad.

Por ello, se ha dado un cambio radical en el papel del liderazgo en estos tiempos, una reinterpretación de su papel, el cual incide en el rompimiento de paradigmas, hacia nuevos y emergentes procesos de formación de líderes y la promoción de puntos de convergencia entre los diferentes actores y socios estratégicos en los diferentes sectores sociales.

El liderazgo debe ser entendido como el conjunto de acciones que permitan guiar, orientar, movilizar y comprometer a las personas a que asuman posiciones y compromisos, generen conocimiento y desarrollen aprendizaje para adaptarse a las diferentes situaciones de la vida cotidiana, así como a la solución de problemas y resolución de conflictos.

El modelo de liderazgo y el rol de los líderes, es ante todo el de un gestor de nuevos modelos, un facilitador de procesos adaptativos, cuya función entre otras, es la de potenciar interrelaciones y generar expectativas, propiciando climas de confianza y compromiso, así como la potenciación de oportunidades tendientes hacia la movilización, aceptación, manejo y la resolución de los conflictos o problemas que se viven en la cotidianeidad de los países.

Este modelo debe nacer precisamente del interior de las organizaciones o instituciones, las cuales como entes vinculantes al medio y organizadoras de procesos movilizadores, mantienen un personal líder en su gestión, dirigidos a impulsar con sus socios y aliados estratégicos desde una participación proactiva y voluntaria; estrategias de vinculación y apropiación para el ejercicio de un liderazgo competitivo en sus realidades sociales y culturales.

La persona líder debe preocuparse por incidir en un medio y crear ambientes propicios, en donde los valores propios o personales de los participantes y usuarios de los diferentes sectores socioeconómicos del país se vean reflejados y de alguna manera coincidan con los que se demandan en las actividades y en las organizaciones o instituciones que tienen relación con éstas y que guardan una visión compartida del bienestar económico y social en la actualidad.

Por ende, es imperativo el fomento de iniciativas líderes, basándose en y considerando los diferentes contextos, culturas y perspectivas mundiales; mediante entre otras cosas, del diseño y la puesta en práctica de estrategias de aprendizaje que promuevan el diálogo, los estudios, debates y la interpretación de casos reales y aplicables a las realidades de los países. La efectividad de dichas acciones, dependerá también del grado y la forma en que las necesidades y demandas sean cubiertas por el sector productivo y sus implementadores.

La orientación que predica el liderazgo y la integralidad actualmente, pretende redimensionar y liberar del estigma de la vulnerabilidad y la desesperanza aprendida a las personas productoras, usuarias y beneficiarias de la misma, así como identificar y promover los procesos de cambio en los sectores activos de la sociedad; desde una dimensión ética y hacia una gestión del conocimiento, un cambio conductual, cultural y de comportamiento tanto individual como organizacional, y un desarrollo de relaciones intra e interdisciplinarias desde las diferentes organizaciones e instituciones que fomentan y hacen uso de esta actividad, promoviendo así redes de interconexión permanente de este entretejido social y productivo.





Acerca de la autora
María Vanessa Zamora González es Administradora de Empresas con énfasis en Recursos Humanos, Psicóloga y Máster en Administración de Proyectos, Máster en Comunicación y Mercadeo y egresada de la Maestría en Gestión Ambiental.
Actualmente se encuentra cursando la Maestría en Docencia y Curriculum Universitario y el Posgrado en Entornos Virtuales de Aprendizaje.
Zamora es Especialista en Monitoreo y Evaluación del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).
Cuenta con más de 16 años de experiencia profesional en organizaciones de base, sector público, sector privado, organizaciones no gubernamentales y organismos internacionales (MINAET, PNUD, Fundación de Parques Nacionales, FONAFIFO, INBio).
En la actualidad se desempeña como docente universitaria de diversos cursos de pregrado y posgrado de varias de las más prestigiosas universidades de Costa Rica



¡Síganos en las redes sociales!