RSSSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter

Repensando Europa



Davos (Suiza) | Efe - La canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro británico, David Cameron, destacan la necesidad de repensar Europa para garantizar que siga siendo un actor principal en el nuevo escenario económico mundial.

Los líderes de las dos grandes economías europeas coincidieron en la cumbre del Foro Económico Mundial (FEM), en Davos, en expresar la idea de que sin medidas valientes será imposible mantener la competitividad europea.

Sus intervenciones estuvieron precedidas por nuevos datos que apuntan a un 2013 marcado por la recesión y el desempleo en los países del sur europeo, y por el terremoto político causado por el anuncio de Cameron de que planteará a los británicos si quieren seguir en la Unión Europea.

"Debemos aplicar hoy reformas estructurales para que podamos vivir mañana mejor". Merkel se refirió a la alta tasa de desempleo juvenil en Europa como un nuevo foco de inestabilidad que solo se vencerá si se adoptan medidas que impulsen la competitividad, en una región que produce el 25% del PIB.

"La competitividad es un tema central para el bienestar de Europa en el futuro", afirmó la mandataria alemana, casi parafraseando a Cameron, quien horas antes manifestaba en el mismo escenario que su política para Europa se basa en la flexibilidad y la competitividad.

Por su parte, Cameron, en una esperada intervención 24 horas después de comprometerse a celebrar una consulta sobre la permanencia británica en la UE, resaltó que su iniciativa no supone dar la espalda a Europa, sino hacerla más fuerte.

El primer ministro consideró necesario lograr "un nuevo consenso para Europa, que está perdiendo la batalla de la competitividad y la innovación".

"Lo que propongo es cambio para Europa, porque nos estamos quedando rezagados estableciendo demasiadas reglas para las empresas, añadiendo costos y dejando atrás a nuestros ciudadanos. Es algo que tenemos que afrontar, no solo por el bien del Reino Unido, sino por el bien de toda Europa", añadió.

El primer ministro dijo que su país no se desentiende de una eventual unión política de los europeos, pero pidió no confundir esto con la "creación de una unión centralizada".

"Sería un gran error y el Reino Unido no formaría parte de eso, pero, si se habla de una unión política para lograr una Unión Europea más fuerte, estoy absolutamente a favor", aseguró.

El FEM sentó las bases del debate con la publicación de un informe en el que apunta a la falta de competitividad en el sur y el este de Europa, como la causa del estancamiento de sus economías, de la caída del crecimiento y del incremento del desempleo.


¡Síganos en las redes sociales!