RSSSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter

América Latina con seguridad privada más armada del mundo

  • Tasa de violencia Centromericana supera seis veces media global


Latinoamérica alberga 2 millones de agentes privados con un promedio de armas por empleado diez veces superior al de Europa occidental. Esa industria tiene un mayor auge en Centroamérica, donde en todos los países el número de actores privados supera con amplitud al de miembros de las fuerzas públicas.

El "Informe de Armas Ligeras 2011", del Instituto de Estudios Internacionales y de Desarrollo, refleja la significativa expansión del sector en los últimos veinte años. El director de la investigación, Robert Muggah, justificó que "Latinoamérica, y en particular Centroamérica, tienen los niveles de violencia más altos del mundo, con tasas que multiplican por seis la tasa media mundial".

El analista agregó que la región busca potenciar la seguridad privada para sustituir la policía en la protección de bancos, barrios e individuos. En tanto su colega, Nicolás Florquin, sugirió que "quizá las altas tasas de violencia en la región sean la razón para que haya una alta demanda de compañías de seguridad privada y una alta demanda de compañías privadas bien armadas".

El informe indica que América Central es terreno especialmente abonado en tal ámbito. Guatemala es el ejemplo más manifiesto, ya que cuenta con 120 mil agentes privados frente a 19.900 policías para velar por la seguridad de 12,7 millones de habitantes, según datos de 2008.

Es decir, por cada seis agentes privados hay un policía, la mayor desproporción de los 70 países analizados en el informe. Brasil y México, son las naciones con mayores regimientos en el sector privado y público. En el primero, los agentes privados oscilan entre 670 mil y un millón, y en el segundo, van desde 240 mil a 600 mil frente a 19.360 agentes públicos.

Para Muggah, el principal factor en la tendencia estudiada sería la externalización por parte de los gobiernos de muchas funciones relacionadas con la seguridad


¡Síganos en las redes sociales!